guiso de mondongo

Guiso de mondongo – para entrar en calor

Muy buenas comensales. Ya hace un frío de la …. madre y qué mejor para combatirlo que con una receta clásica de nuestro país, el famoso guiso de mondongo.

El guiso de mondongo no tiene termino medio, o te encanta o no podés ni olerlo, no es una comida para indecisos.

Hoy vamos a ver cómo se hace esta receta, sin muchas vueltas porque es bastante larga.

Ingredientes:

  • 1 kg de mondongo
  • Sal gruesa
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cebollas
  • 2 tomates
  • 2 morrones
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 4 papas
  • ½ taza de vino blanco
  • 3 calditos de verdura
  • Sal y pimienta
  • Pimentón
  • Ají molido
  • Oregano
  • 1 lata de garbanzos
  • Perejil picado
  • Queso rallado

Preparación del mondongo

PASO 1: limpia el mondongo

Lo primero que vamos a hacer es limpiar muy bien el mondongo eliminando cualquier remanente de grasa que le haya quedado y zonas oscuras.

PASO 2: hervir el mondongo

En una olla grande vamos a hervir el mondongo con una cucharada de sal gruesa y una hoja de laurel.

Debemos procurar que el mondongo quede tierno al pincharlo con un tenedor.

PASO 3: escurrir y reservar

Retiramos el mondongo del agua, lo escurrimos bien y reservamos para más adelante.

Receta del Guiso de mondongo

  1. En una olla vamos a rehogar en aceite la cebolla, los ajos y el morrón.
  2. añadimos una hoja de laurel y la zanahoria cortada en rodajas finas.
  3. Cortamos el mondongo en tiras finitas y las agregamos a la preparación.
  4. Agregamos agua caliente en la olla hasta que el mondongo quede unos 2 centímetros sumergido.
  5. Agregamos los calditos desmenuzados.
  6. Mezclamos bien todo y dejamos cocinar a fuego lento hasta que rompa hervor.
  7. Agregamos la papa y si le gustan algunos hongos picados.
  8. Incorporamos la taza de vino blanco, sal y pimienta a gusto.
  9. Añadimos el pimentón, ají molido, orégano y los garbanzos.
  10. Dejamos cocinar durante 40 minutos o hasta que la papa esté blanda y el guiso espeso.
  11. Probamos el guiso y en caso de ser necesario le agregamos más sal o pimienta.
  12. Servimos en un plato hondo con una buena cantidad de queso rallado por encima.

Como podrán ver esta es una receta bastante clásica, se le pueden incorporar otras cosas, como mencioné en uno de los pasos podemos usar hongos remojados previamente en vino blanco, también se puede usar aceitunas negras y por supuesto, de puede hacer el guiso mucho más picante agregando algún ají potente.

Todo va en gustos, lo cierto es que el guiso de mondongo es excelente para estos fríos, es super abundante, económico y rendidor, y encima, recalentado es todavía más rico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *