vacio a la parrilla

Vacío a la parrilla – el infaltable en un asado

Bienvenidos asadores, parrilleros y quemadores de carne. Hoy damos comienzo a una serie de post hablando sobre carnes argentinas hechas al fuego, el típico asado argentino.

Obviamente vamos a empezar por el vacío a la parrilla, un corte top 3 entre los preferidos por los parrilleros argentinos, y particularmente, uno de los que más me gusta.

Empecemos…

Corte de carne VACÍO: características

Se trata de un corte que se obtiene de la parte trasera de la vaca, entre las costillas y el cuarto trasero, o entre el asado y la nalga.

Su principal característica es que se trata de un músculo muy fibroso, lo que le da una consistencia no tan blanda, pero que a su vez tiene muchísimo sabor.

En la parte superior cuenta con una capa de grasa bastante dura y en la cara inferior tiene una pequeña lámina que protege al músculo y hecha muy despacio en la parrilla queda crocante.

En Estados unidos se lo conoce como Flank Steak, aunque el vacío que ellos comen es un tanto diferente al nuestro, siendo mucho más magro.

Vacío a la parrilla: MARINADO

Los argentinos somos un poco reacios a marinar la carne, por lo general sal gruesa y fuego es todo lo que necesitamos.

Pero para gustos los colores, asique vamos a ir con todas las opciones.

El marinado puede hacerse de tantas formas como la imaginación del cocinero permita.

En YouTube he visto marinadas hasta con fernet o Whisky, la verdad nunca lo he probado asique no tengo idea cómo sabe, pero supongo que será cuestión de probar.

Lo que hay que entender es que la capacidad de penetración del sabor en la carne es mínima.

Un marinado de 6 horas apenas penetrará unos milímetros, por lo tanto, aunque el marinado se haga con un sabor muy invasivo como el fernet o whisky, la carne no tendrá ese sabor para nada.

NOTA – Diferencia entre marinado y adobo: el marinado es líquido, y el adobo en seco.

Marinado Clásico para carnes:

En un recipiente grande (tengan en cuenta que el vacío es un corte bastante largo) colocamos:

Romero, pimentón dulce, pimienta, un par de limones y aceite.

Esta mezcla con los ingredientes bien integrados debe estar en contacto con toda la superficie de la carne.

Lo ideal es llevarlo a la heladera tapado con un papel film o una bolsa durante al menos 2 horas, siendo lo ideal marinar de un día para el otro.

NOTA: se le pueden poner muchísimas cosas más al marinado, en futuros artículos voy a traer una buena lista de marinados, tanto argentinos como de otros países porque hay cosas realmente muy buenas que por ahí acá ni se conocen.

Cómo hacer vacío a la parrilla

PASO 1: una buena cantidad de brasas

Al ser un corte fibroso, necesitamos cocinarlo durante una buena cantidad de tiempo, por lo tanto, vamos a disponer de un buen montón de brasas bien encendidas.

Unos minutos antes de llevar el vacío a la parrilla, vamos a colocar brasas debajo de los fierros para que estos levanten una buena temperatura.

PASO 2: la carne a la parrilla

Llevamos el vacío a los fierros calientes, siempre del lado de la grasa en primer lugar.

La temperatura de la parrilla debe ser media, un buen indicador que cualquier asador usa es colocar la mano por encima de la parrilla y contar, aproximadamente debemos poder aguantar unos 10 segundos antes de tener que sacar la mano por el calor.

PASO 3: la espera

Con el vacío ya en la parrilla vamos a destapar un vino o una cerveza, preparar una picadita y disfrutar del momento con amigos o familia.

Esperaremos unos 40 minutos aproximadamente hasta dar vuelta el vacío.

PASO 4: dar vuelta y terminar la cocción

Una vez que el vacío este bien dorado de un lado, le damos vuelta y cocinamos durante unos 20 minutos más.

Aproximadamente tendremos la carne en la parrilla durante una hora.

PASO 5: disfrutar

El vacío a la parrilla ya debería estar listo para servir, lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar en una tabla durante uno 5 minutos, para que los jugos en su interior bajen la temperatura y no se pierdan el momento del corte.

Acompañamiento

Es un corte ideal para acompañar con papas fritas o puré, y un buen vino Malbec.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *